domingo, 16 de abril de 2017

ANA BELEN MONTES, LIBERTAD



Libertad para Ana Belén Montes



¿Quiénes lo hicieron antes?

ML. González

Máximo

Apenas había logrado espantar la miseria terca que acompaña tantas veces a quienes luchan por algo que va más allá de sus propias vidas.
Su país, aunque enfrentado a otros peligros, era libre del yugo español y podía haberse conformado, pero no lo hizo.
Supo entender lo que representaba Cuba entonces, y también que él podía inclinar la balanza a favor de su causa; así que no se permitió el lujo de dudar.
Máximo pagó con la cárcel su decisión de ser cubano, al tiempo que dominicano, y ni eso diezmó su determinación. Dio lo mejor de sí mismo, diseñó movimientos militares imposibles de presagiar ni de rebatir por los españoles, se sobrepuso a  la muerte de sus más estrechos compañeros de armas y continuó, hasta el final, asumiendo todas las responsabilidades y anteponiendo siempre el máximo respeto: “Extranjero como soy, no he venido a servir a este pueblo, ayudándole a defender su causa de justicia, como un soldado mercenario; y, por eso, desde que el poder opresor abandonó esta tierra y dejó libre al cubano, volví la espada a la vaina (...) Nada se me debe y me retiro contento y satisfecho de haber hecho cuanto he podido en beneficio de mis hermanos. Prometo a los cubanos que, dondequiera que plante mi tienda, siempre podrían contar con un amigo."
Máximo Gómez, dominicano, es hoy Cuba tanto como lo son Martí, Maceo y Mariana Grajales. (1)

Pablo

Él tampoco empezó su vida en Cuba, pero se mimetizó con su historia de rebeldía defendiendo los derechos de la clase obrera, exigiendo la libertad de Julio, condenando el asesinato de Antonio, luchando contra la dictadura en la isla  y contra el fascismo muy lejos de ella. (2)
Su concepto de ser humano es probable que lo aprendiera recorriendo las calles cercanas a la fragua donde el Héroe Nacional estuvo preso por Cuba con solo 16 años... ¿cómo iba a traicionar su ejemplo?
Pablo tomó el testigo y fue a España “porque allá está mi lugar ahora (...), donde palpitan las angustias del mundo entero de los oprimidos (...) Voy simplemente a aprender para lo nuestro algún día. Porque mis ojos se han hecho para ver las cosas extraordinarias. Y, mi maquinita, para contarlas. Y eso es todo”.
Desde España, escribió; pero en España habló de política y empuñó un fusil porque asumió que el fascismo era el enemigo de todas y todos los trabajadores, fueran de donde fueran.
Herido de muerte, en el frente de Madrid, Pablo usó su último aliento para enterrar la documentación que lo identificaba como cubano, porque ese era su deber, y lo cumplió.
Pablo de la Torriente Brau, nacido puertorriqueño, también es hoy Cuba tanto como Mella o Martínez Villena.


Ana

En una base militar estadounidense de Alemania, el último día de febrero de 1957, que no fue bisiesto. Son la fecha y el lugar de su nacimiento, pero su ascendencia es del Caribe, como Máximo; de Puerto Rico, como Pablo.
Ana pertenece a una familia conservadora, con un padre médico del ejército de EEUU y dos hermanos agentes del FBI. Nada hacía pensar que ella cambiara el rumbo y decidiera defender a la misma Cuba revolucionaria a la que su gobierno atacaba con todos los medios a su alcance.
Apenas había cumplido 4 años cuando ocurrió la invasión de Girón, 5 cuando se decretó el bloqueo económico contra la isla y un poco más de 10 cuando la CIA ordenó asesinar al Che en Bolivia. Ana tenía 19 años cuando terroristas pagados en Miami hicieron explotar el avión de Barbados y 24 cuando nuevamente la CIA introdujo el Dengue Hemorrágico en territorio cubano. (3)
Ninguno de esos crímenes debió pasar inadvertido para ella y, al igual que Máximo y Pablo, adoptó a Cuba como esa patria por la que había que arriesgarlo todo. 
Ana Belén es la funcionaria estadounidense de más alto grado que ha sido acusada de espionaje en la historia de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA, por sus siglas en inglés). Trabajó 17 años protegiendo al pueblo cubano, lleva 16 en la cárcel y consta en su historial que, entre las palabras cifradas más repetidas que, como analista del Pentágono, enviaba al Gobierno de Cuba, figuraba esta:  

“Peligro”

En el alegato del juicio al que la sometieron, afirmó: “(...) La política de nuestro gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa. Me consideré moralmente obligada de ayudar a la isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político... Nosotros (los gobiernos de EEUU) nunca hemos respetado el derecho de Cuba a definir su propio destino, sus propios ideales de igualdad y justicia. Yo no entiendo cómo nosotros continuamos tratando de dictarle a Cuba cómo debe seleccionar sus líderes, quiénes no deben ser sus dirigentes y qué leyes son las más adecuadas para dicha nación. ¿Por qué no los dejamos decidir la forma en que desean conducir sus asuntos internos, como Estados Unidos ha estado haciendo durante más de dos siglos? Yo espero que Estados Unidos desarrolle una política que reconozca que Cuba, como cualquier otra nación, quiere ser tratada con dignidad y no con desprecio”. (3)

Pese a no padecer ninguna enfermedad de ese tipo, Ana está presa en una cárcel psiquiátrica de máxima seguridad. Solo dos personas de su familia pueden visitarla, pero ella prefiere que no lo hagan por lo humillante que resulta el acceso al recinto donde cumple condena. Nadie puede escribirle cartas. Así desde 2001 y así hasta 2023.
De nuevo, “toda la gloria del mundo”, o simplemente una vida heroica, caben “en un grano de maíz”.
Muchas organizaciones de solidaridad en el mundo exigen su libertad porque es de justicia, como lo es también exigir la de otros presos políticos de los pueblos como Andrés Bódalo (España), Gdeim Izik (presos saharauis en cárceles del ocupante marroquí), Ahmad Saadat (preso palestino en manos de Israel), Mumia Abu Jamal y Leonard Peltier (presos políticos en EEUU) o Abdullah Ocalan (preso kurdo en Turquía).

ANA BELÉN MONTES, nacida en una base militar yanqui, pero boricua de origen, es hoy Cuba tanto como Máximo Gómez o Pablo de la Torriente Brau, tanto como Los Cinco. Ella es Cuba tanto como el Che o Fidel.
Ana hizo lo que Gómez o Pablo hicieron antes, defender y luchar por un país donde no habían nacido pero que amaban como al suyo propio. En palabras del cronista Brau: “...y eso es todo”.

(*) ML González es periodista, miembro de la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos.

NOTAS:
(1)            José Martí: https://www.ecured.cu/Jos%C3%A9_Mart%C3%AD

(2)            Julio Antonio Mella: https://www.ecured.cu/Julio_Antonio_Mella
      Antonio Guiteras: https://www.ecured.cu/Antonio_Guiteras_Holmes
     
(3)            Invasión de Playa Girón: https://www.ecured.cu/Invasi%C3%B3n_por_Playa_Gir%C3%B3n

  Bloqueo a Cuba:

       Barbados:

       Guerra biológica contra Cuba (Dengue hemorrágico): https://www.ecured.cu/Guerra_biol%C3%B3gica_contra_Cuba

        Ernesto Guevara de la Serna, Che:

domingo, 27 de noviembre de 2016

FIDEL, SIEMPRE COMANDANTE

COMANDANTE FIDEL,
¡¡¡ PRESENTE !!!
 

En horas de la mañana de este sábado, 26 de noviembre, decenas de internacionalistas canarios se concentraron, en Las Palmas de Gran Canaria (Islas Canarias), a rendir honores al comandante en jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro, ante la noticia de su desaparición física durante la noche de ayer.

La convocatoria, de la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos, fue secundada por compañeras y compañeras de organizaciones de solidaridad con Venezuela, Sáhara Occidental, Palestina y también por representantes de distintas asociaciones de juristas, sindicatos obreros y partidos políticos.

La lluvia y el mal tiempo reinantes no hicieron más que multiplicar la determinación de quienes fuimos a hacer un justo reconocimiento a la altura política, a la lucha revolucionaria y antiimperialista de Fidel, a su ejemplo internacionalista.

Más que un homenaje fue un compromiso, que tuvo su máxima expresión cuando los concentrados, no como canción , sino como consigna, corearon los versos de Carlos Puebla: "Se acabó la diversión, llegó el comandante y mandó a parar". ¡Fidel, ordene!


Pancartas contra el bloqueo estadounidense a Cuba y por la devolución de Guantánamo a la soberanía cubana, junto a banderas canarias, venezolanas, saharauis y palestinas, todas a media asta, arroparon un acto que culminó con la firma en el libro de honores que fue colocado en la sala central del Consulado General de Cuba en Canarias.

¡ Hasta la Victoria Siempre, comandante !!
¡Socialismo o Barbarie, VENCEREMOS!!



 Firma en el Libro de Honores dispuesto en el 
Consulado General de Cuba en Islas Canarias

En el siguiente enlace puedes leer el comunicado emitido por el Foro contra la Guerra Imperialista y la OTAN
https://forocontralaguerra.org/

 

martes, 15 de noviembre de 2016

VENEZUELA Y CUBA, ATAQUE MEDIÁTICO




La segunda charla de Ángelez Diez Rodríguez, esta vez en el Centro Franchy Roca de Las Palmas de Gran Canaria, estuvo dedicada a Cuba y Venezuela como blancos mediáticos del imperialismo.
En ella, Diez,  especialista en análisis de contenidos de los medios, subrayó que “la consigna que sirve para justificar los ataques mediáticos contra ambos países es siempre una falsa y mentirosa defensa de la democracia”.

En el caso de Cuba –repasó Diez Rodríguez-, los ataques comenzaron desde  1959, pero se recrudecieron a partir de 1961, cuando se declara el carácter socialista de la Revolución y se pone a la soberanía como uno de los principios rectores de la política cubana. 


El caso de Venezuela fue distinto, porque, entre otras cosas, en ese país no hubo confrontación militar y no se cuestionó la propiedad privada, pero sí tuvo una conexión directa con el caso cubano, primero por el liderazgo de Chávez, que desde el primer momento situó a Cuba y a Fidel como referentes políticos; y segundo por la afirmación de defender la soberanía del país; algo imperdonable para el imperialismo”.
A partir de ese posicionamiento político de Cuba revolucionaria y Venezuela bolivariana, la artillería mediática  no ha dejado de bombardear a ambos procesos, usando técnicas que no por conocidas son menos violentas.
“No escuchamos –añadió la socióloga madrileña- o leemos una noticia en los medios de prensa españoles en la que a los Gobiernos de estos dos países no se les aplique el término régimen o el adjetivo autoritario; son fórmulas, técnicas de manipulación a las que estamos permanentemente expuestos. También el uso de imágenes tóxicas –caso de las fotografías de manifestaciones en Cataluña que se atribuyeron Venezuela- o de referentes culturales –caso de la boguera Yoani Sánchez – son ejemplos de la hoja de ruta estudiada, planificada y puestas en práctica para agredir a ambos países desde los medios de comunicación”.

Los periodistas y qué hacer
En función de esta estrategia, apuntó Ángeles Diez, el elemento humano es un factor muy a tener en cuenta. Tanto en el caso del tratamiento de la guerra, como en el de la información que se da, o se oculta, sobre Cuba y Venezuela, “los periodistas están en el epicentro de la acción; ellos y ellas no hacen un trabajo cualquiera, sino que asesinan premeditadamente la conciencia de miles de hombres y mujeres, de la sociedad en definitiva, convirtiéndola en cómplice de la guerra abierta o de la guerra sucia de “cuarta generación”-la de la información-  contra pueblos enteros.
En este contexto, hay que decirlo también,  hay profesionales del periodismo que no pueden trabajar en aquello para lo que se capacitaron, simplemente porque no admiten la imposición de los consejos editoriales de los medios en los que deberían ejercer libremente”.


Frente a este panorama desolador - terminó diciendo-, “debemos seguir el ejemplo del pueblo cubano, que ha sabido resistir y no dejarse aislar, pese a más de medio siglo de asedio continuado por parte del imperialismo. Esa resistencia y el trabajo coordinado son los que nos salvarán de ser cómplices de las guerras del capital, que han destruido y siguen destruyendo la vida de millones de personas en el mundo y, de igual manera, los que nos ayudarán a saber decodificar los mensajes de los medios para reconocer sus mentiras y poderlas combatir”. 

PALABRAS DE PRESENTACIÓN PRONUNCIADAS POR DOMINGO GALVÁN, miembro de la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos, en el acto del 11 de noviembre



Buenas noches a todas y todos.

Gracias por la asistencia a esta conferencia que organiza la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos, en colaboración con la Consejería de Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria.


Un saludo especial al Cónsul General de Cuba en Canarias –Ulises Barquín-, al Delegado del Frente Polisario en Canarias –Mohamed Said-, y a personas pertenecientes a diversas organizaciones presentes en este acto –Plataforma Bolivariana de Canarias, Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui, y Comité Anti-OTAN-.

Este acto, es el segundo de los dos que hemos organizado relativos a la reflexión sobre la llamada Gran Prensa, en cuanto a dos temáticas concretas, y para lo cual contaremos con la intervención de Ángeles Díez.

El acto de ayer, en el Club La Provincia, tuvo por título “Medios de comunicación y guerra imperialista. El papel del Estado español”.

El acto de hoy, tiene por título “Cuba y Venezuela. Objetivos de la agresión mediática del imperialismo”.


Como les decía, en ambas actividades hemos contado con la intervención de Ángeles Díez, Doctora en Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, especialista en el análisis de contenidos en los medios de comunicación de masas, y conocida por muchos de nosotros por sus reflexiones en diversos medios informativos alternativos digitales. 

Agradecer a la Sala Franchy Roca la disponibilidad de este lugar para la organización de esta actividad.

Tanto en este acto, como en el de ayer, contamos con un espacio dedicado a la Solidaridad con Cuba, tras el paso del devastador huracán Mathew, para que los asistentes puedan hacer alguna aportación económica en la campaña internacional para reconstruir las zonas afectadas en Cuba, y contribuir al enorme esfuerzo del pueblo cubano en dicha tarea.

El capitalismo está en crisis y para ello, una salida es la guerra, por lo que su agresividad cada día es mayor, en su lucha por dominar y explotar a los pueblos del mundo.

Las potencias imperialistas, en estos momentos, están en un proceso de nuevo reparto del mundo, que podemos situar comenzó con la contrarrevolución en la Unión Soviética y los países socialistas del Este de Europa, y que en estos últimos 25 años, han ocasionado diversas guerras por la conquista de “nuevos mercados”.

En este contexto y período, se han dado dos procesos a tener en cuenta por quienes nos situamos en el campo de la lucha antiimperialista e internacionalista.

Por un lado, hemos visto como la Cuba Socialista, con Fidel primero, y ahora Raúl, han logrado superar diversos obstáculos tras la desaparición del campo socialista soviético y europeo, y han mantenido las grandes conquistas de la Revolución, pese al reforzamiento del bloqueo económico-comercial en los años 90 del siglo pasado. Hemos visto como un pueblo combativo, con líderes con ideas revolucionarias, es capaz de resistir las políticas del imperialismo, por más que se le trate de aislar.

Por otro lado, hemos visto nacer y crecer la Venezuela Bolivariana, con Chávez primero, y actualmente con Maduro, que ha logrado cambios sociales importantes para las masas populares, y ha sido junto con Cuba, el motor de cambios políticos en el continente, con la organización de la CELAC, el ALBA y TELESUR.

Sin embargo, los grandes logros sociales que han ido alcanzando ambos países, son silenciados por los grandes medios de comunicación de masas dirigidos por las potencias imperialistas, que tratan de generar la inestabilidad política interna dentro de cada una de estas sociedades, para justificar una posible intervención por parte de dichas potencias imperialistas en nombre de “la defensa de la democracia y los derechos humanos”.

De Cuba y de Venezuela, solo nos dan noticias “negativas”, y nunca “positivas”.

La aparición en escena de Donald Trump abre un nuevo escenario en cuanto a las relaciones que a partir de ahora se puedan mantener entre EEUU y Cuba y Venezuela, que quizá empeoren, tras lo que se ha oído en los discursos del nuevo presidente norteamericano.

De lo que sí puede estar seguro el imperialismo yanqui, es que a Cuba  Socialista y a Venezuela Bolivariana se la defiende también a nivel mundial, y contarán siempre con nosotros y nosotras en sus causas revolucionarias de emancipación social.

MEDIOS Y GUERRA IMPERIALISTA




Los pasados 10 y 11 de noviembre, la reconocida socióloga Ángeles Diez ha visitado Las Palmas de Gran Canaria  para abordar el papel de los medios de comunicación en el tratamiento de la guerra imperialista y de éstos como avanzada de la agresión mediática contra Cuba y Venezuela.
Invitada por la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos, Diez Rodríguez, que dio su primera conferencia en el Club La Provincia de la capital grancanaria, hizo hincapié en que “cuando se aborda el tema de la guerra, es necesario tener algo muy presente en los análisis que el imperialismo es consustancial al sistema capitalista, que su base es la acumulación y que para asegurar esa base, ambos, imperialismo y capitalismo, necesitan que se elimine todo rastro de soberanía en el planeta”.
 Esa necesidad –afirmó- es la que explica los ataques contra Cuba a lo largo de más de medio siglo, pero también explican las agresiones contra otros procesos latinoamericanos (Venezuela, Bolivia, Honduras, o más recientemente Brasil) que no se pueden denominar como socialistas ni mucho menos revolucionarios, pero que sí tienen a la soberanía como un principio rector de sus políticas.


Desde esa perspectiva, en palabras de la socióloga madrileña,  no podemos pasar por alto el hecho de que la guerra se apoya en dos pilares fundamentales, el militar, en primer término, y el ideológico, imprescindible para moldear la percepción que como individuos o sociedades tenemos de este fenómeno. Así, antes de declarar una guerra, lo primero que se hace es presentar al que invade como un pacificador. No se habla de los motivos geopolíticos o económicos escondidos  tras la ocupación y el ataque directo a ciudades o países enteros y se presenta al adversario como el responsable de esa agresión
En este último aspecto, hay que resaltar el papel que juega las grandes corporaciones internacionales prensa, pero también otros actores que igualmente generan opinión y que son muy útiles a los intereses imperialistas. Ese es el caso de  las Organizaciones No Gubernamentales, las ONG´s.

Un ejército llamado mass media. El caso español

Sin embargo, - explicó Ángeles Diez-  “en la situación de guerra extendida y multiplicada que vivimos, liderada por EEUU, el arma fundamental son los medios llamados informativos y de masas, que se encargan, por un lado de invisibilizarla y, por otro, de reducir sus consecuencias,  orientando como única respuesta ante la barbarie la cooperación humanitaria o la ayuda a las personas refugiadas.
Esta acción planificada impide que se conozcan cuáles son las causas reales de la guerra, exageran y saturan en torno a la capacidad  que como sociedades tenemos de combatirla y con ello favorecen la impunidad”.

Así, en el Estado Español – dijo-, y como parte de este organigrama, “hay una idea que conviene inocular en la sociedad y es la de que somos ajenos a la guerra, cosa que en absoluto es cierta”.
Lejos de eso, Diez Rodríguez apuntó el dato de que el Gobierno de España destina 32 mil millones de euros a la guerra, repartidos en asignaciones que, no solo tienen que ver con el de Defensa, sino que pertenecen a las partidas de otros ministerios, concluyendo que  “lógicamente, ese monto millonario se retrae de los gastos sociales en educación, salud, cultura, que ven cómo se les recorta el presupuesto año tras año. La verdad, por tanto es que, contrariamente a lo que pretenden hacernos creer la guerra nos afecta y mucho”.

Igualmente, en referencia a los profesionales que ejercen este tipo de periodismo, la socióloga de la Universidad Complutense de Madrid afirmó que son una parte más del ejército militar del capitalismo y el imperialismo, solo que “en vez de armas, usan mentiras u  ocultaciones para matar o anular la conciencia. Son estos profesionales lo que ponen un velo sobre hechos como que Francia, en los últimos años, ha participado en 44 operaciones militares en África o que España está participando, a día de hoy, en 14 misiones militares en el extranjero; misiones a las que engañosamente se denominan “de paz” y de las que se oculta que, en verdad, son de guerra abierta”.

Otro clarificador dato aportado por Ángeles Diez fue el que en 2016 el presupuesto asignado por el Gobierno de España al gasto militar se aumentó en 1162 millones y se hizo, además, sin consultar al Parlamento, lo cual pone de manifiesto que “no hay límites, ni siquiera las propias leyes, cuando de lo que trata es de la guerra y de todo el entramado que se mueve en torno a ella. De esto nos habla muy claramente el hecho de que España sea de los mayores exportadores de armas a países como Arabia Saudí o Marruecos, que  violan sistemáticamente los Derechos Humanos”.

PALABRAS DE PRESENTACIÓN PRONUNCIADAS POR DOMINGO GALVÁN, miembro de la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos, en el acto del 10 de noviembre


Buenas noches a todas y todos.

Gracias por la asistencia a esta conferencia que organiza la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos, en colaboración con la Consejería de Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria.

Este acto, es el primero de los dos que hemos organizado relativos a la reflexión sobre la llamada Gran Prensa, en cuanto a dos temáticas concretas, y para lo cual contaremos con la intervención de Ángeles Díez.

El acto de hoy, tiene por título “Medios de comunicación y guerra imperialista. El papel del Estado español”.

El acto de mañana, tiene por título “Cuba y Venezuela. Objetivos de la agresión mediática del imperialismo”, y será en la Sala Franchy Roca, en C/ Barcelona, 19 – trasera del Mercado Central, a partir de las 7,30 horas de la tarde.

Como les decía, en ambas actividades contaremos con la intervención de Ángeles Díez, Doctora en Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, especialista en el análisis de contenidos en los medios de comunicación de masas, y conocida por muchos de nosotros por sus reflexiones en diversos medios informativos alternativos digitales. 

Agradecer al Club La Provincia la disponibilidad de esta sala para la organización de esta actividad.

Tanto en este acto, como en el de mañana, contamos con un espacio dedicado a la Solidaridad con Cuba, tras el paso del devastador huracán Mathew, para que los asistentes puedan hacer alguna aportación económica en la campaña internacional para reconstruir las zonas afectadas en Cuba, y contribuir al enorme esfuerzo del pueblo cubano en dicha tarea.

Hablar de OTAN, es hablar de una organización criminal al servicio del imperialismo capitalista, que actúa como brazo armado de éste, para imponer su paz, a través de la guerra, e impedir la Revolución y el Socialismo.

Hablar de OTAN, es hablar de las intervenciones armadas, ocupaciones territoriales, saqueo de recursos, genocidio de poblaciones, destrucción del patrimonio cultural, de diversos pueblos del mundo.

Hablar de OTAN, es hablar de vuelos y cárceles secretas, de secuestros sin ningún tipo de derecho, es hablar de la prisión de Guantánamo y sus torturas.

Hablar de la OTAN, es hablar de los vuelos de drones sin tripulación bombardeando poblaciones civiles, del asesinato selectivo y masivo, de mujeres, hombres y niños. Es hablar de daños colaterales y uranio empobrecido.

Hablar de OTAN, es hablar solo en los últimos 20 años de las guerras de Yugoslavia, Afganistán, Irak, Libia, Siria, Mali, República centroafricana, Yemen, Sudán, …,

Hablar de la OTAN, es hablar la carrera armamentística, de las violaciones a mujeres por las tropas, de la destrucción de la vida social, de las escuelas y hospitales. Es hablar de la emigración masiva y de la muerte en el mar.

Hablar de la OTAN, es hablar de la financiación y preparación de tropas “rebeldes” (talibanes, Al Quaeda, Isis, …) para derrocar gobiernos legítimos (Afganistán, Libia, Siria, …), bajo el pretexto de que no son democráticos y no defienden los derechos humanos.

Hablar de la OTAN, es hablar de Clinton, Bush y Obama, y de sus aliados europeos, israelíes y turcos. Es hablar de Donald Trump, la otra cara del imperialismo norteamericano.

Hablar de la OTAN, es hablar del paples del Estado español en la política de guerra a los pueblos del mundo para participar como una potencia imperialista de segundo orden; es hablar del saqueo de las costas de Somalia con el pretexto de combatir piratas; es hablar de la base de Rota, de Torrejón de Ardoz y de Canarias (Gando, Base Naval, Pájara, …), es hablar del Frontex, del Africom y de la Red Gladio.

Hablar de la OTAN, es hablar del referéndum en el que Canarias “DIJO NO”.

Esa es la OTAN que conocemos.

Sin embargo, los grandes medios de comunicación de masas actúan como medios de propaganda de la política del imperialismo, y nos tratan de hacer creer que esta lucha es entre la democracia y el terrorismo o el extremismo, cuando realmente es una lucha entre los diferentes intereses de las potencias capitalistas por un nuevo reparto  del mundo para su dominio.

De algunos de estos asuntos tratará la conferencia de Ángeles Díez. Tras su intervención, y en función del tiempo que quede, haremos una ronda de intervenciones con el público.

Sin más, cedo la palabra a Ángeles Díez.



viernes, 7 de octubre de 2016

FIDEL ES FIDEL (II)

CRÓNICA DEL ACTO DE INAUGURACIÓN DE LA EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA "FIDEL ES FIDEL"

La exposición fotográfica "Fidel es Fidel", de Roberto Chile, fue inaugurada el 15 de septiembre en la Sala de Arte del Club La Provincia, en la capital grancanaria. Organizado por la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos, el acto inaugural, al que acudieron, además del cuerpo consular cubano y una delegación saharaui, representantes de partidos políticos, de sindicatos, de las organizaciones de solidaridad con los pueblos del Sáhara Occidental y Palestina y numerosas personas más, se desarrolló en dos momentos y espacios.

Durante la primera parte, y tras los saludos de la organización anfitriona, del Cónsul General de Cuba en Canarias, Ulises Barquín, y del propio Roberto Chile, se presentó el audiovisual que lleva el mismo título de la muestra, "Fidel es Fidel", el cual fue concebido por el documentalista cubano como parte misma de ella.

Roberto Chile, fotógrafo y documentalista cubano, junto al conjunto "La Estrella de Fidel". Según sus palabras: "el planteamiento de esta exposición, con la recración del montaje del Memorial José Martí de La Habana, nunca había tenido este formato fuera de Cuba; ha sido, de verdad, algo único".

En su intervención, Chile afirmó: "He venido a Canarias y he traído conmigo a Fidel para transmitirles a ustedes lo que yo he aprendido a su lado en tantos años, que debemos estar seguros de que hay esperanzas para futuro mejor, pero tenemos que luchar porque así sea".

El grupo de RAP Divergentes, con su tema "Compra" hicieron de puente hacia la segunda ubicación del evento.

Los raperos Gekah y Génesis durante su actuación en el acto inaugural de "Fidel es Fidel"

Allí, la cantautora andaluza Lucía Sócam puso música a la entrada del público en la sala de exposiciones con su canción "Todos los nombres" ( https://www.youtube.com/watch?v=jx5kMnYUZDc) y los arrastró al grito colectivo en que se convirtió el estreno de su última composición, "Con todas las banderas" (https://www.youtube.com/watch?v=DaIRd4BbCp4), hecha expresamente para este acto, que conmemoraba los 90 años de Fidel y reivindicaba sobre todo, la trascendencia política del líder de la Revolución cubana.
  Lucía cantó junto al conjunto central de la exposición, la foto "La Estrella de Fidel", montada en un panel de 1m x 1,5 metros que, junto a una réplica de la gorra verde olivo del comandante, presidía la sala.Por primera vez fuera de Cuba, ese conjunto estaba rodeado de plantas, recreando el montaje que esta muestra tuvo en el Memorial José Martí de La Habana, cuando se presentó allí, en 2014.

El mejor resumen de lo vivido este 15 de septiembre en Las Palmas de Gran Canaria lo hacen las dos frases que más se repitieron en los mensajes que los asistentes dejaron escritos en el libro de firmas que se habilitó para llevar las palabras del pueblo canario al líder de la Revolución Cubana:
“GRACIAS, FIDEL...HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, COMANDANTE"

Lucía Sócam interpretando "Con todas las banderas, tema presentado por primera vez ante público


Intervención de la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos en el acto inaugural de Fidel es Fidel

“Fidel es mucho más que Cuba, aunque Cuba sea la razón primera de Fidel”
Intervención en el acto inaugural de la exposición Fidel es Fidel en Gran Canaria. Las fotos muestran cómo se trabajó en el montaje y cuál fue el resultado
Buenas tardes, compañeras, compañeros.
Bienvenidos nuevamente a este acto convocado por la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos, que lejos de ser un homenaje al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, es una reivindicación de una figura política, cuya trascendencia sobrepasa con mucho los límites del tiempo o de la geografía.
No se puede medir a Fidel en años y hace mucho que Fidel no es solo Cuba, aunque Cuba sea la razón primera de Fidel.

Vista de la sala
Ahora bien, lo que sí resulta determinante es la perspectiva desde la que se habla de él y, en este sentido, sólo se puede hablar de Fidel desde la confrontación que dirime la lucha de clases internacional. O se habla de Fidel desde la defensa del capitalismo o hablamos de Fidel desde la defensa y la lucha por el socialismo.

Fidel es, sin lugar a dudas, la gran personalidad política del último siglo. Como dirigente del partido comunista de cuba supo entender y llevar a la práctica que para hacer triunfar y mantener la revolución por la que su pueblo había derramado la vida de muchos de sus mejores hijos, era necesario contar con todos y todas salvo con los contrarrevolucionarios.
Esa inteligencia política excepcional, acompañada siempre de ideales socialistas y de un reconocimiento popular ganado a golpe de moral, de coherencia y de lucha sin cuartel llevaron a Fidel a convertirse en el líder indiscutible y aclamado de aquel grandioso 1 de enero de 1959, pero mucho más allá, en el líder que llevó a otras tantas victorias de la cuba revolucionaria frente al imperialismo.

Tras aquel 1 de enero, vino un abril y un Girón, un octubre de amenazas y misiles, un enero en que la Unión Soviética ya no lo fue más. Vino el abril del niño Elián y el septiembre de Los Cinco. 

Fidel ha hecho de cada combate, una victoria y ha sido el primero en ponerse al frente para enfrentar cualquier riesgo, confiando siempre en el pueblo de Cuba, que con tanto honor y valentía ha demostrado muchas veces estar a la altura de su historia y de su responsabilidad.
Angola, Ucrania, Sáhara Occidental, Palestina, Nicaragua, Pakistán, Haití, Vietnam, Venezuela, Bolivia, América Latina entera, o más recientemente Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry son testigos de la dignidad, la entrega y la moral con que las cubanas y cubanos han empuñado fusiles, enseñado en escuelas o salvado vidas tras una explosión nuclear o en medio de un terremoto y de una epidemia de ébola.

A todos ellas y todos ellos los hemos escuchado reconocer en Fidel a su ejemplo y darle las gracias por la forma n que los enseñó a vivir.

Hoy está con nosotros uno de esos hijos de Cuba, un hombre de la Revolución como él mismo se define. Roberto Chile ha acompañado como camarógrafo a Fidel por toda Cuba y por todo el mundo y sabe y asume que, más allá de la técnica que demuestre con su trabajo, su responsabilidad es más que eso.

Por ello, Chile ha trabajado con nosotros desde el primero y hasta el último día para preparar esta exposición, superando las dificultades imprevistas, cuidando cada detalle, aportando sus ideas y compartiendo las nuestras.

De Roberto Chile tenemos su obra documental: Desafío, Oda a la Revolución, Justicia en Londres, o el mismo "Fidel es Fidel" que se presenta hoy aquí. Pero lo que vamos a cuidar especialmente en nuestra memoria es la firmeza de su relato: “Yo he tenido la oportunidad de estar con Fidel ante las más altas figuras de la política, la literatura, el deporte, las artes... pero lo que más me ha impresionado es verlo junto al pueblo de Cuba. Fidel nunca ha gobernado desde una oficina; he estado con él recorriendo toda Cuba tras un ciclón, escuchando a los trabajadores de una fábrica, comiendo con ellos, visitando de noche las escuelas que se estaban construyendo para los niñas y niños cubanos…No se puede vivir igual después de eso, hasta el punto de que aún estoy inconforme con lo que he hecho y siento que contribuí a mi tiempo, pero que quiero seguir aportando más a mi país y a la Revolución”.
Aprovechamos este acto de lucha para recordar que este año se cumplen dos aniversarios muy significativos para este pueblo canario: los 30 años del No canario a la otan, organización muy bien caracterizada por Fidel como criminal e imperialista, y los 80 del golpe de estado que el fascismo asestó contra los pueblos de España que habían luchado por la República y la habían convertido en su forma de gobierno y en su forma de vida. Más de 1400 cubanos, por cierto, llegaron a España a combatir a los fascistas, y muchos nos dejaron su vida como herencia.

Todo tienen que ver nuestros otros dos invitados de hoy con estos hechos de la historia.
Alberto es uno de los brazos del grupo de rap Divergentes cuyas letras hablan sobre todo de juventud y de conciencia, lo cual, en definitiva, no es otra cosa que lucha. La misma que entronca con el trabajo de Lucía Sócam y que debemos librar contra ese discurso engañoso de quienes pretenden hacernos creer, por ejemplo, que hacen algo por los miles de muertos que hay en las cunetas, en los pozos o en los acantilados de los pueblos de España cuando no dudaron en firmar los pactos de la Moncloa o la ley tramposa de la memoria histórica.
Alberto y Lucía, junto a otros jóvenes dignos del mundo, como el boxeador venezolano, medallista en Río, Yoel Finol, que casi lo primero que dijo cuando le colgaron su bronce al cuello fue: “Cuba tiene mucho que ver en este título”, son el futuro, ese futuro que nos recuerda y nos convoca a que, en un momento de la historia en que la crisis del capitalismo lo convierte en una bestia aún más bárbara, lo único que podemos hacer con urgencia, con determinación, es luchar por el socialismo.

Fidel, como nadie, nos acompaña en esa lucha. Y, con él y por él, sabemos que la moral y la razón están de nuestro lado.


Por los pueblos del Sáhara Occidental, de Palestina; por los de Venezuela y Colombia; por los pueblos de Irak, Afganistán o Siria, en lucha incesante por su soberanía, ¡VENCEREMOS!
Abajo el bloqueo yanqui contra Cuba. Devolución del territorio ocupado de Guantánamo.

CUBA - EEUU

CUBA-ESTADOS UNIDOS: 
NUEVAS RELACIONES, 
NUEVOS DESAFÍOS FRENTE AL IMPERIO

"No contemplo la posibilidad de que EEUU 
renuncie a la idea y a la política imperial sobre Cuba"
Esteban Morales, especialista cubano en relaciones Cuba-EEUU 
y miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC)


Justo una semana después de inaugurada la muestra fotográfica de Roberto Chile,  "Fidel es Fidel" en la capital grancanaria, el politólogo y académico cubano Esteban Morales ofreció, el jueves 22 de septiembre, una conferencia en Las Palmas de Gran Canaria, bajo el título “Cuba-EUU, nuevas relaciones, nuevos desafíos frente al imperio”, invitado por la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos

Esteban Morales, que visita igualmente Valencia y Madrid en esta gira, es uno de los intelectuales revolucionarios de mayor prestigio en Cuba, avalado por su incesante trabajo desde los tiempos de la lucha contra la dictadura de Batista. Más tarde, su labor como instructor en el campo, profesor y decano universitario o director durante 20 años del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos de la Universidad de La Habana (ver trayectoria en pdf) lo han convertido en un referente para quienes aspiramos a conocer el combate que la intelectualidad cubana está librando frente a la guerra ideológica emprendida por EEUU contra Cuba, en el marco de unas nuevas relaciones tendentes a la llamada normalización del intercambio entre ambos países.

Para Morales el momento actual es crucial para el futuro de la sociedad cubana porque “tenemos tres retos urgentes que afrontar; en primer lugar, acabar de implementar el modelo de cambio económico sustentable que nos proponemos, pero que hay que materializar. Luego, le siguen otros dos: fortalecer un programa cultural e informativo que logre vincular al pueblo en esa tarea y vigilar las relaciones y negociaciones que estamos desarrollando con EEUU para evitar sus trampas.
Si no abordamos esos retos, Cuba, tal como la conocemos, no sobrevivirá, pues no contemplo la posibilidad de que EEUU renuncie a la idea y a la política imperial sobre Cuba”.

Normalización, concepto lejano 

En este sentido, dijo, “hay que tener muy presente que el bloqueo sigue prácticamente intacto, que no se han concretado las indemnizaciones al pueblo de Cuba por los daños causados por esta política unilateral y que, además, continúa la ocupación del territorio de la base Naval de Guantánamo. Estos hechos, en verdad, alejan el concepto mismo de normalización de las relaciones entre EEUU y Cuba, que va mucho más allá del establecimiento de las respectivas embajadas en La Habana y Washington.”



En otro momento de su conferencia en la capital grancanaria, Esteban Morales abordó el tema del nuevo escenario planteado por el anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre la potencia imperialista y la isla revolucionaria: “Ahora nos encontramos que EEUU está dentro del estómago de Cuba y tenemos que ser muy inteligentes para digerir esta situación nueva para nosotros. Así, la variable fundamental del debate y de la sociedad cubana tiene que ver con la dinámica y la dialéctica interna de nuestro país y en torno a ello se hace evidente la necesidad de profundizar la crítica y la autocrítica sobre nuestras políticas y tendencias.
Todos los problemas que tenemos (que EEUU conoce y aprovecha), deben ser conocidos y discutidos en abierto por el pueblo de Cuba y es a eso a lo que se refería Fidel cuando, en el 2005, dijo que a la Revolución no la podían destruir desde afuera, pero desde dentro esto sí podría ocurrir, con lo que nos estaba convocando a luchar contra esa lacra del burocratismo y el esquematismo que nos pueden hacer tanto daño.
Tenemos el ejemplo de la URSS, que no sucumbió por un problema económico, sino por una implosión cultural y política, que no podemos permitir que ocurra en Cuba. A eso nos llamó Fidel y la aguerrida intelectualidad cubana está respondiendo a ese llamado de una forma muy coherente, asumiendo la responsabilidad que tenemos en este tiempo".

EEUU, batalla de ideas y otras certezas

“El pueblo cubano, su dirigencia, sus organizaciones de masas, sus profesionales e intelectuales que tanta altura han demostrado a lo largo de casi 60 años de Revolución, sabemos que lo difícil comienza ahora. Se da la circunstancia de que apenas dos años después del anuncio de la reanudación de las relaciones diplomáticas y el fin del bloqueo, el próximo mes de noviembre va a haber elecciones en EEUU y este hecho tendrá consecuencias para las relaciones con Cuba. Somos muy conscientes de que Barack Obama ha sido el presidente que más ha hecho por lograr el acercamiento con Cuba; sin embargo, nuestra responsabilidad ha sido y seguirá siendo hasta esa fecha la de no dejar que las negociaciones queden solo en las manos de EEUU. Debemos hacer avanzar las negociaciones hasta el punto de que sean irreversibles, sea quien sea el próximo presidente o presidenta de ese país".

Los cubanos llevamos mucho tiempo trabajando para que las bases de este proceso sean favorables y, de hecho, en la actualidad, hay un 70 % de estadounidenses que están a favor del fin del bloqueo y un 60% no quiere regresar a los tiempos de la agresión abierta de su país contra el nuestro. A ese cambio, nosotros hemos contribuido, sin lugar a dudas.
De hecho, el Centro de Estudios Hemisféricos y sobre EEUU creado en Cuba en los años 80 y que dirigí a lo largo de dos décadas nació, entre otros, con ese objetivo, el de cambiar la percepción que el pueblo estadounidense tenía sobre Cuba y sobre su vanguardia política”.

En palabras de Esteban Morales, también especialista en Economía Política, “históricamente EEUU ha desarrollado un trabajo ideológico que sembró en el pueblo estadounidense la idea de que Cuba era propiedad suya y ese trabajo lo hemos tenido que revertir con mucha inteligencia, la mejor y casi la única arma que teníamos para combatir al imperialismo. Ahora, en cambio, ese trabajo de horadación ideológica la están intentado hacer dentro de Cuba y en ese contexto vimos que Obama, en su viaje a la isla, se reunió con los pequeños empresarios cubanos o fue a comer a un paladar, escenificando guiños hacia los nuevos blancos de su política. 
 
Frente a eso, recurriendo igualmente a la Historia, es necesario decir que en Cuba hubo tres guerras de independencia con lo cual la mentalidad y el sentir nacional antiimperialista forman parte de la identidad del pueblo cubano. Sin embargo, no debemos confiar solo en eso y tenemos la responsabilidad de fortalecernos en la batalla de ideas para poder conquistar otra victoria, en este nuevo tiempo tan peligroso y a la vez tan interesante.

Un elemento a tener muy en cuenta, y con el que Cuba suma fuerzas en este cuerpo a cuerpo, es el del papel de los cubanos y cubanas en el exterior. Hay muchos, cada vez más hombres y mujeres de Cuba que, aún viviendo fuera del país, trabajan por Cuba, se sienten parte del proceso que libramos allá y son verdaderos patriotas. Eso en Cuba está muy claro en estos momentos.”