miércoles, 28 de junio de 2017

VENEZUELA, CONSTITUYENTE Y MÁS REVOLUCIÓN


"La Asamblea Constituyente es una oportunidad única para superar las debilidades que hemos tenido en Venezuela y fortalecer, desde las bases, la Revolución Bolivariana"


El periodista venezolano, Napoleón Suárez, ante un público que rondó el centenar de personas, abordó el pasado jueves, en Las Palmas de Gran Canaria, la situación actual de Venezuela y las características y oportunidades que ofrece el proceso constituyente puesto en marcha en el país latinoamericano, a iniciativa del presidente Nicolás Maduro.

Operación Venezuela

El acto, convocado por la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos bajo el título "Venezuela Bolivariana, retos para la Paz", fue presentado por Juan Rafael Lorenzo, quien hizo hincapié en "la urgencia de redoblar la solidaridad con la Revolución Bolivariana, en un momento en el que la agresividad del imperialismo tiene uno de sus puntos de mira en Venezuela, haciendo más peligrosa aún la arremetida contra ese país y su Gobierno constitucional".
El representante de la organización internacionalista canaria abundó en que "en tal contexto y, al igual que hemos sido testigos de una operación Irak, Libia o, más recientemente, una operación Siria, tomar conciencia de que los centros de poder imperialista están preparando una operación Venezuela, siguiendo un guión mil veces ensayado".

Multiplicar esfuerzos

Por su parte, la Cónsul General de Venezuela, María Elizabeth Seijo. también invitada al acto, centró su intervención en agradecer la solidaridad mostrada hacia Venezuela en una coyuntura tan difícil como la que atraviesa su país y en poner de manifiesto la necesidad de multiplicar los esfuerzos por hacerla visible.

Asimismo, la representante diplomática venezolana no quiso dejar pasar la ocasión de afirmar la solidaridad de su país con la Revolución y el pueblo de Cuba, tras las agresivas declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, en las que éste ha anunciado la marcha atrás de muchos de los acuerdos firmados entre Cuba y EEUU, a raíz del anuncio (en diciembre de 2014) del inicio del diálogo para la normalización de relaciones entre ambos países.

En este sentido, y antes del inicio del acto, Alejandrina Sánchez, en representación de la Asociación de Cubanos residentes en Gran Canaria, leyó un comunicado sobre dicho tema. El Cónsul General de Cuba en Canarias, Ulises Barquín estuvo presente en la actividad en solidaridad con Venezuela, organizada por la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos.



El proceso Constituyente como oportunidad para avanzar

Ya en su turno de intervención, el periodista Napoleón Suárez (quien ha sido discípulo del actual Ministro del Poder Popular y Movimientos Sociales venezolano, Aristóbulo Istúriz) comenzó su alocución haciendo una semblanza de la construcción mediática de la Venezuela bolivariana, centrada en el papel de los medios de prensa internacionales como armas con las que se ha inoculado el falso arquetipo de la "dictadura", o de la figura del "dictador", en referencia al presidente Nicolás Maduro.


En otro orden de cosas, y al respecto del proceso constituyente iniciado en Venezuela, Suárez insistió en que la vital importancia del mismo radica en la posibilidad que brinda de promover una amplia participación popular que, si se aprovecha, puede servir como contrapeso a las debilidades que, desde diversos ámbitos de la insticionalidad venezolana, se han mostrado en los últimos años.
Para Suárez, en Venezuela es prioritario fortalecer los anclajes de la Revolución Bolivariana y, así, recuperar el papel protagónico del trabajo de las organizaciones de base (contemplado en el Programa de la Patria, de Chávez) como vía para la conquista del socialismo.

Fracaso del intento saboteador de la emigración opositora venezolana

Como viene siendo habitual en todos los actos de solidaridad con Venezuela bolivariana y antiimperialista que se celebran en el Estado Español, la emigración opositoria venezolana en Gran Canaria había anunciado su presencia en el acto, llamando, abiertamente, a través de las redes sociales, al "sabotaje" del mismo.
Catorce representantes de esa emigración, incluida una menor de edad (que fueron todos y todas identificados por efectivos de la Policía Nacional que se personó en el lugar), acudieron al lugar de la convocatoria donde la organización hizo valer la imposibilidad de que accedieran a una actividad cuyo aforo se había sobrepasado con creces.
Durante todo el tiempo que duró la conferencia, la organización mantuvo un control en la entrada al local para que no se produjeran altercados. Mientras tanto, la Policía acordonó a los sabotaeadores y los hizo cruzar de acera cuando se acercaba la hora de la salida.
Solo cinco de ellos permanecieron hasta el final sin conseguir con ello su objetivo, ya que militantes de la solidaridad con la Revolución Bolivariana formaron un cordón de seguridad con pancartas y banderas mientras el público asistente al acto abandonaba el local.
Frente a los contrarrevolucionarios, las y los defensores de Venezuela bolivariana corearon consignas como: "Con Cuba y Venezuela, imperialistas fuera"o "Chávez Vive, la lucha sigue".


martes, 30 de mayo de 2017

DOCUMENTAL OSCAR LOPEZ RIVERA


https://www.youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=PKimRfkJ8os&app=desktop


 Parte de las imágenes de este documental está tomada de otros trabajos. Desde aquí agradecemos a quienes nos han facilitado este ensamblaje, tanto con imágenes como con música.

OSCAR LOPEZ RIVERA

 OSCAR LÓPEZ RIVERA, 
LA DIGNIDAD DE PUERTO RICO

En Las Palmas de Gran Canaria, celebramos la excarcelación de Oscar López Rivera


Palabras de Lola González, presidenta de la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Publos, en la presentación del acto

Buenas noches, compañeras, compañeros. Bienvenidos a este acto de la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos que hoy los ha convocado a ustedes para celebrar la liberación pro especialmente la lucha de un independentista puertorriqueño, Oscar López Rivera, quien hace solo una semana puede caminar por las calles de su país, sin cargar con la condición de ser un prisionero político de EEUU.
A Oscar lo encarcelaron por creer y, sobre todo, por luchar con el objetivo de liberar a Puerto Rico del yugo colonial de Estados Unidos.Oscar sabía que tanto él como su pueblo no solo tenían derecho a esa lucha sino que debían librarla con todos los medios a su alcance porque el único crimen era el de plegarse al colonialismo.
Con semejante convicción, no nos puede resultar raro, en tiempos en los que parecen querer acostumbrarnos a los atentados de falsa bandera, que a Oscar le fabricaran uno a su medida y que lo acusaran falazmente de cometerlo, pese a que ni siquiera estaba en territorio estadounidense cuando sucedió.


A propósito de lo que acabamos de mencionar, quisiéramos recordar aquí a un obrero andaluz, un preso político español, como el joven antifascista madrileño, Alfon. Se trata de Andrés Bódalo, al que le acaban de conceder tres días de permiso tras un año de prisión y al que aún le quedan dos por cumplir. A este sindicalista del SAT lo condenaron por agredir a un cargo público, a un concejal del PSOE del Ayuntamiento de Jódar (Cádiz). Sin embargo, la única prueba considerada para aplicar dicha pena fue la declaración de ese concejal; una declaración que no tenía nada que ver ni con los testimonios de los funcionarios del Ayuntamiento de Jódar que presenciaron los hechos, ni con los vídeos y el informe que presentó la Guardia Civil de la protesta en la que participaba Bódalo. Solo le han concedido tres días de permiso antes de volver a la cárcel, pero lo primero que ha dicho es que "la lucha de la clase obrera conlleva riesgos, pero es mucho peor achicarse ante ellos que asumirlos y avanzar". Andrés Bódalo nos lleva a recordar que 1.500 presos políticos palestinos llevan más de un mes en huelga de hambre como única medida para que sus condiciones carcelarias respeten sus derechos fundamentales y cumplan las normas del Derecho Internacional (*). Uno ya ha muerto. Nos llevan a recordar a los presos políticos saharauis, que tampoco han cometido crimen alguno, salvo que se llame así a no aceptar la ocupación de Marruecos del territorio del Sáhara Occidental y no haber renunciado a enfrentarse a ella.

Recordamos a Simón Trinidad, a Milagros Sala, a Mumia Abu Jamal, a Leonard Peltier, a Abdullah O´Calan y exigimos su libertad sabiendo que estaremos siempre en deuda con cada una y cada uno por el ejemplo que nos han dado.
Conste que si Oscar hubiera estado aquí, hubiera hecho exactamente lo mismo; ya lo comprobarán ustedes un poco más adelante en este acto.
Oscar López Rivera entró en la cárcel con 38 años y ha salido con 74. Pudo haberlo hecho en 1999, cuando el presidente Clinton le ofreció un indulto, pero Óscar lo rechazó porque en ese indulto no estaban incluidos los otros tres luchadores puertorriqueños que fueron encarcelados con él. A las pocas horas de haber firmado las condiciones de su liberación, una periodista le preguntaba: “defender la independencia de Puerto Rico le ha costado casi cuarenta años de su vida, ¿sigue pensando que ha merecido la pena? Y él, con una enorme sonrisa y la serenidad de quien se sabe con moral y razón, le contestaba: “La independencia de Puerto Rico es una causa justa y noble, y ha sido y es mi razón de vivir. Soy boricua y solo reconozco a Puerto Rico como mi patria. Nunca nos vamos a rendir”.
Oscar pertenece a la estirpe de la rebeldía de América, de la América buena, como la nombró en su conversación con el Presidente venezolano Nicolás Maduro, cuando hablaron tras su liberación. Esa América, en Puerto Rico, es la que representan Lolita Lebrón, Rafael Cancel Miranda, Pedro Albizu Campos, Carlos Alberto Torres, o Filiberto Ojeda Ríos, asesinado por el FBI, que le disparó estando ya esposado y lo dejó desangrarse sin hacer nada para evitarlo delante, incluso, de testigos .
“Esa América”, dice Óscar en esa charla, “se está jugando su futuro en Venezuela y toda mi solidaridad hoy está con ustedes”.
Desde la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos compartimos la posición y la firmeza de Óscar a la hora de respaldar el proceso bolivariano en Venezuela; por eso nos acostamos muy tarde y nos levantamos muy temprano esta semana para que el mismo día que en Caracas el pueblo trabajador chavista iba a marchar contra la violencia fascista, desatada por la derecha opositora venezolana, apoyada por EEUU y la UE junto a sus corporaciones mediáticas, la ciudad de Las Palmas amaneciera regada de carteles que afirmaban y afirman: “Constituyente y más Revolución. Adelante Venezuela Bolivariana”.

Compañeras, compañeros, el vídeo que van a ver ustedes a continuación habla de la lucha de Oscar López Rivera y habla de la lucha por Óscar López Rivera.
Les cuento una anécdota de estos días de trabajo. Estando inmersos en la edición del vídeo que verán ahora, el compañero Acaymo Martín, que es un trabajador con conciencia, se puso a corregir las pantallas de texto que aparecen en el audiovisual; donde había escrito ÓSCAR iba poniendo OSCAR. Cuando terminó, me dijo: Óscar, con acento, es como se escribe y se pronuncia el nombre en inglés y el inglés no va a ser nunca el idioma del pueblo de Puerto Rico, por mucho que lo ponga la Wikipedia.
Hemos dejado para el final el caso de Ana Belén Montes, la analista militar, de nacionalidad estadounidense (aunque de padre puertorriqueño) que lleva 16 años en cárceles yanquis por informar al Gobierno de Cuba de las agresiones que se planificaban contra la isla desde instancias gubernamentales de EEUU.
Oscar ha asumido desde el primer momento su compromiso con este caso, desde la responsabilidad de saber el papel que le toca desempeñar en esta batalla tan compleja.
Nuestro agradecimiento para quienes en Cuba, inmediatamente después de liberados Los Cinco, han aceptado la misión de hacer pública, y extender internacionalmente, la campaña por su excarcelación. También a quienes luchan por ella en Puerto Rico y en el mundo.
Gracias a Acaymo por ese gesto que les relatamos antes; gracias al Centro Franchy Roca y a Canarias Semanal por su colaboración con nuestro trabajo, pero, gracias a ustedes por venir esta noche y, sobre todo, por seguir luchando mañana.

domingo, 7 de mayo de 2017

1 DE MAYO, INTERNACIONALISTA

ADELANTE VENEZUELA BOLIVARIANA
ABAJO EL IMPERIALISMO Y SUS CÓMPLICES
1 de mayo obrero e internacionalista en Gran Canaria

Un año más, el 1º de mayo en Las Palmas de Gran Canaria,  durante la manifestación que conmemoraba el Día  Internacional de la clase obrera, la solidaridad internacionalista ocupó las calles de esta capital.
 

En el cortejo de la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos una pancarta central afirmaba el respaldo de las y los militantes internacionalistas canarios al proceso bolivariano en Venezuela, duramente atacado por la derecha reaccionaria de ese país, aliada fiel de los intereses del capital y el imperialismo, cuyas últimas acciones violentas han causado más de una veintena de muertos entre el pueblo venezolano.

Siria fue otro de los puntos de atención de la organización de solidaridad, que puso de manifiesto su afirmación de la soberanía de Siria y de su Gobierno legítimo y su repulsa a las maniobras de invasión y barbarie de la OTAN, con EEUU y las potencias europeas al frente.

La reivindicación de la República Socialista, como cada 1 de mayo, tuvo un espacio propio, en un llamado a la lucha por recuperar la Historia que le fue usurpada al pueblo español con el golpe fascista de 1936, más tarde perpetuado por la  transición y la instauración de la monarquía en la Jefatura del Estado.

La presencia de Fidel  no podía faltar este día, en un año que la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos ha dedicado al líder de la Revolución cubana. Una imagen de Roberto Chile presidió un cartel de más de un metro que abogaba por el fin del criminal bloqueo que EEUU lleva aplicando contra el pueblo cubano desde hace 55 años, al tiempo que exigía la devolución del territorio de Guantánamo (usurpado también por EEUU) a la soberanía de Cuba.


La foto elegida, de título "A la Luz del Che" forma parte de la exposición Fidel es Fidel", que se presentara en Las Palmas el pasado mes de septiembre (http://www.cubainformacion.tv/index.php/solidaridad-con-cuba/70899-inaugurada-la-exposicion-qfidel-es-fidelq-en-las-palmas-que-estara-abierta-hasta-el-30-de-septiembre--fotos), y se enmarca en el preámbulo de los 50 años del asesinato, ordenado por la CIA, del revolucionario argentino y cubano, Ernesto Guevara, en Bolivia (1967).
 

El reclamo de Libertad para Ana Belén Montes​, la analista del Pentágono que lleva 16 años en una cárcel yanqui, porque durante 17 informó a Cuba de las agresiones planificadas desde EEUU contra la isla, marchó nuevamente al lado de las trabajadoras y trabajadores, llevada en alto por los internacionalistas canarios. 

¡ VIVA EL 1º DE MAYO !
¡ VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA​​! 
¡ VIVA LA SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA!
¡ POR LA SOBERANÍA DE SIRIA. FUERA MERCENARIOS DE LA OTAN !
¡ ADELANTE VENEZUELA BOLIVARIANA !
¡ ABAJO EL IMPERIALISMO Y SUS CÓMPLICES !
¡ REVOLUCIÓN CUBANA, SÍ. BLOQUEO, NO !
¡ GUANTÁNAMO A CUBA !
 

domingo, 16 de abril de 2017

ANA BELEN MONTES, LIBERTAD



Libertad para Ana Belén Montes



¿Quiénes lo hicieron antes?

ML. González

Máximo

Apenas había logrado espantar la miseria terca que acompaña tantas veces a quienes luchan por algo que va más allá de sus propias vidas.
Su país, aunque enfrentado a otros peligros, era libre del yugo español y podía haberse conformado, pero no lo hizo.
Supo entender lo que representaba Cuba entonces, y también que él podía inclinar la balanza a favor de su causa; así que no se permitió el lujo de dudar.
Máximo pagó con la cárcel su decisión de ser cubano, al tiempo que dominicano, y ni eso diezmó su determinación. Dio lo mejor de sí mismo, diseñó movimientos militares imposibles de presagiar ni de rebatir por los españoles, se sobrepuso a  la muerte de sus más estrechos compañeros de armas y continuó, hasta el final, asumiendo todas las responsabilidades y anteponiendo siempre el máximo respeto: “Extranjero como soy, no he venido a servir a este pueblo, ayudándole a defender su causa de justicia, como un soldado mercenario; y, por eso, desde que el poder opresor abandonó esta tierra y dejó libre al cubano, volví la espada a la vaina (...) Nada se me debe y me retiro contento y satisfecho de haber hecho cuanto he podido en beneficio de mis hermanos. Prometo a los cubanos que, dondequiera que plante mi tienda, siempre podrían contar con un amigo."
Máximo Gómez, dominicano, es hoy Cuba tanto como lo son Martí, Maceo y Mariana Grajales. (1)

Pablo

Él tampoco empezó su vida en Cuba, pero se mimetizó con su historia de rebeldía defendiendo los derechos de la clase obrera, exigiendo la libertad de Julio, condenando el asesinato de Antonio, luchando contra la dictadura en la isla  y contra el fascismo muy lejos de ella. (2)
Su concepto de ser humano es probable que lo aprendiera recorriendo las calles cercanas a la fragua donde el Héroe Nacional estuvo preso por Cuba con solo 16 años... ¿cómo iba a traicionar su ejemplo?
Pablo tomó el testigo y fue a España “porque allá está mi lugar ahora (...), donde palpitan las angustias del mundo entero de los oprimidos (...) Voy simplemente a aprender para lo nuestro algún día. Porque mis ojos se han hecho para ver las cosas extraordinarias. Y, mi maquinita, para contarlas. Y eso es todo”.
Desde España, escribió; pero en España habló de política y empuñó un fusil porque asumió que el fascismo era el enemigo de todas y todos los trabajadores, fueran de donde fueran.
Herido de muerte, en el frente de Madrid, Pablo usó su último aliento para enterrar la documentación que lo identificaba como cubano, porque ese era su deber, y lo cumplió.
Pablo de la Torriente Brau, nacido puertorriqueño, también es hoy Cuba tanto como Mella o Martínez Villena.


Ana

En una base militar estadounidense de Alemania, el último día de febrero de 1957, que no fue bisiesto. Son la fecha y el lugar de su nacimiento, pero su ascendencia es del Caribe, como Máximo; de Puerto Rico, como Pablo.
Ana pertenece a una familia conservadora, con un padre médico del ejército de EEUU y dos hermanos agentes del FBI. Nada hacía pensar que ella cambiara el rumbo y decidiera defender a la misma Cuba revolucionaria a la que su gobierno atacaba con todos los medios a su alcance.
Apenas había cumplido 4 años cuando ocurrió la invasión de Girón, 5 cuando se decretó el bloqueo económico contra la isla y un poco más de 10 cuando la CIA ordenó asesinar al Che en Bolivia. Ana tenía 19 años cuando terroristas pagados en Miami hicieron explotar el avión de Barbados y 24 cuando nuevamente la CIA introdujo el Dengue Hemorrágico en territorio cubano. (3)
Ninguno de esos crímenes debió pasar inadvertido para ella y, al igual que Máximo y Pablo, adoptó a Cuba como esa patria por la que había que arriesgarlo todo. 
Ana Belén es la funcionaria estadounidense de más alto grado que ha sido acusada de espionaje en la historia de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA, por sus siglas en inglés). Trabajó 17 años protegiendo al pueblo cubano, lleva 16 en la cárcel y consta en su historial que, entre las palabras cifradas más repetidas que, como analista del Pentágono, enviaba al Gobierno de Cuba, figuraba esta:  

“Peligro”

En el alegato del juicio al que la sometieron, afirmó: “(...) La política de nuestro gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa. Me consideré moralmente obligada de ayudar a la isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político... Nosotros (los gobiernos de EEUU) nunca hemos respetado el derecho de Cuba a definir su propio destino, sus propios ideales de igualdad y justicia. Yo no entiendo cómo nosotros continuamos tratando de dictarle a Cuba cómo debe seleccionar sus líderes, quiénes no deben ser sus dirigentes y qué leyes son las más adecuadas para dicha nación. ¿Por qué no los dejamos decidir la forma en que desean conducir sus asuntos internos, como Estados Unidos ha estado haciendo durante más de dos siglos? Yo espero que Estados Unidos desarrolle una política que reconozca que Cuba, como cualquier otra nación, quiere ser tratada con dignidad y no con desprecio”. (3)

Pese a no padecer ninguna enfermedad de ese tipo, Ana está presa en una cárcel psiquiátrica de máxima seguridad. Solo dos personas de su familia pueden visitarla, pero ella prefiere que no lo hagan por lo humillante que resulta el acceso al recinto donde cumple condena. Nadie puede escribirle cartas. Así desde 2001 y así hasta 2023.
De nuevo, “toda la gloria del mundo”, o simplemente una vida heroica, caben “en un grano de maíz”.
Muchas organizaciones de solidaridad en el mundo exigen su libertad porque es de justicia, como lo es también exigir la de otros presos políticos de los pueblos como Andrés Bódalo (España), Gdeim Izik (presos saharauis en cárceles del ocupante marroquí), Ahmad Saadat (preso palestino en manos de Israel), Mumia Abu Jamal y Leonard Peltier (presos políticos en EEUU) o Abdullah Ocalan (preso kurdo en Turquía).

ANA BELÉN MONTES, nacida en una base militar yanqui, pero boricua de origen, es hoy Cuba tanto como Máximo Gómez o Pablo de la Torriente Brau, tanto como Los Cinco. Ella es Cuba tanto como el Che o Fidel.
Ana hizo lo que Gómez o Pablo hicieron antes, defender y luchar por un país donde no habían nacido pero que amaban como al suyo propio. En palabras del cronista Brau: “...y eso es todo”.

(*) ML González es periodista, miembro de la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos.

NOTAS:
(1)            José Martí: https://www.ecured.cu/Jos%C3%A9_Mart%C3%AD

(2)            Julio Antonio Mella: https://www.ecured.cu/Julio_Antonio_Mella
      Antonio Guiteras: https://www.ecured.cu/Antonio_Guiteras_Holmes
     
(3)            Invasión de Playa Girón: https://www.ecured.cu/Invasi%C3%B3n_por_Playa_Gir%C3%B3n

  Bloqueo a Cuba:

       Barbados:

       Guerra biológica contra Cuba (Dengue hemorrágico): https://www.ecured.cu/Guerra_biol%C3%B3gica_contra_Cuba

        Ernesto Guevara de la Serna, Che:

domingo, 27 de noviembre de 2016

FIDEL, SIEMPRE COMANDANTE

COMANDANTE FIDEL,
¡¡¡ PRESENTE !!!
 

En horas de la mañana de este sábado, 26 de noviembre, decenas de internacionalistas canarios se concentraron, en Las Palmas de Gran Canaria (Islas Canarias), a rendir honores al comandante en jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro, ante la noticia de su desaparición física durante la noche de ayer.

La convocatoria, de la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos, fue secundada por compañeras y compañeras de organizaciones de solidaridad con Venezuela, Sáhara Occidental, Palestina y también por representantes de distintas asociaciones de juristas, sindicatos obreros y partidos políticos.

La lluvia y el mal tiempo reinantes no hicieron más que multiplicar la determinación de quienes fuimos a hacer un justo reconocimiento a la altura política, a la lucha revolucionaria y antiimperialista de Fidel, a su ejemplo internacionalista.

Más que un homenaje fue un compromiso, que tuvo su máxima expresión cuando los concentrados, no como canción , sino como consigna, corearon los versos de Carlos Puebla: "Se acabó la diversión, llegó el comandante y mandó a parar". ¡Fidel, ordene!


Pancartas contra el bloqueo estadounidense a Cuba y por la devolución de Guantánamo a la soberanía cubana, junto a banderas canarias, venezolanas, saharauis y palestinas, todas a media asta, arroparon un acto que culminó con la firma en el libro de honores que fue colocado en la sala central del Consulado General de Cuba en Canarias.

¡ Hasta la Victoria Siempre, comandante !!
¡Socialismo o Barbarie, VENCEREMOS!!



 Firma en el Libro de Honores dispuesto en el 
Consulado General de Cuba en Islas Canarias

En el siguiente enlace puedes leer el comunicado emitido por el Foro contra la Guerra Imperialista y la OTAN
https://forocontralaguerra.org/

 

martes, 15 de noviembre de 2016

VENEZUELA Y CUBA, ATAQUE MEDIÁTICO




La segunda charla de Ángelez Diez Rodríguez, esta vez en el Centro Franchy Roca de Las Palmas de Gran Canaria, estuvo dedicada a Cuba y Venezuela como blancos mediáticos del imperialismo.
En ella, Diez,  especialista en análisis de contenidos de los medios, subrayó que “la consigna que sirve para justificar los ataques mediáticos contra ambos países es siempre una falsa y mentirosa defensa de la democracia”.

En el caso de Cuba –repasó Diez Rodríguez-, los ataques comenzaron desde  1959, pero se recrudecieron a partir de 1961, cuando se declara el carácter socialista de la Revolución y se pone a la soberanía como uno de los principios rectores de la política cubana. 


El caso de Venezuela fue distinto, porque, entre otras cosas, en ese país no hubo confrontación militar y no se cuestionó la propiedad privada, pero sí tuvo una conexión directa con el caso cubano, primero por el liderazgo de Chávez, que desde el primer momento situó a Cuba y a Fidel como referentes políticos; y segundo por la afirmación de defender la soberanía del país; algo imperdonable para el imperialismo”.
A partir de ese posicionamiento político de Cuba revolucionaria y Venezuela bolivariana, la artillería mediática  no ha dejado de bombardear a ambos procesos, usando técnicas que no por conocidas son menos violentas.
“No escuchamos –añadió la socióloga madrileña- o leemos una noticia en los medios de prensa españoles en la que a los Gobiernos de estos dos países no se les aplique el término régimen o el adjetivo autoritario; son fórmulas, técnicas de manipulación a las que estamos permanentemente expuestos. También el uso de imágenes tóxicas –caso de las fotografías de manifestaciones en Cataluña que se atribuyeron Venezuela- o de referentes culturales –caso de la boguera Yoani Sánchez – son ejemplos de la hoja de ruta estudiada, planificada y puestas en práctica para agredir a ambos países desde los medios de comunicación”.

Los periodistas y qué hacer
En función de esta estrategia, apuntó Ángeles Diez, el elemento humano es un factor muy a tener en cuenta. Tanto en el caso del tratamiento de la guerra, como en el de la información que se da, o se oculta, sobre Cuba y Venezuela, “los periodistas están en el epicentro de la acción; ellos y ellas no hacen un trabajo cualquiera, sino que asesinan premeditadamente la conciencia de miles de hombres y mujeres, de la sociedad en definitiva, convirtiéndola en cómplice de la guerra abierta o de la guerra sucia de “cuarta generación”-la de la información-  contra pueblos enteros.
En este contexto, hay que decirlo también,  hay profesionales del periodismo que no pueden trabajar en aquello para lo que se capacitaron, simplemente porque no admiten la imposición de los consejos editoriales de los medios en los que deberían ejercer libremente”.


Frente a este panorama desolador - terminó diciendo-, “debemos seguir el ejemplo del pueblo cubano, que ha sabido resistir y no dejarse aislar, pese a más de medio siglo de asedio continuado por parte del imperialismo. Esa resistencia y el trabajo coordinado son los que nos salvarán de ser cómplices de las guerras del capital, que han destruido y siguen destruyendo la vida de millones de personas en el mundo y, de igual manera, los que nos ayudarán a saber decodificar los mensajes de los medios para reconocer sus mentiras y poderlas combatir”. 

PALABRAS DE PRESENTACIÓN PRONUNCIADAS POR DOMINGO GALVÁN, miembro de la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos, en el acto del 11 de noviembre



Buenas noches a todas y todos.

Gracias por la asistencia a esta conferencia que organiza la Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos, en colaboración con la Consejería de Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria.


Un saludo especial al Cónsul General de Cuba en Canarias –Ulises Barquín-, al Delegado del Frente Polisario en Canarias –Mohamed Said-, y a personas pertenecientes a diversas organizaciones presentes en este acto –Plataforma Bolivariana de Canarias, Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui, y Comité Anti-OTAN-.

Este acto, es el segundo de los dos que hemos organizado relativos a la reflexión sobre la llamada Gran Prensa, en cuanto a dos temáticas concretas, y para lo cual contaremos con la intervención de Ángeles Díez.

El acto de ayer, en el Club La Provincia, tuvo por título “Medios de comunicación y guerra imperialista. El papel del Estado español”.

El acto de hoy, tiene por título “Cuba y Venezuela. Objetivos de la agresión mediática del imperialismo”.


Como les decía, en ambas actividades hemos contado con la intervención de Ángeles Díez, Doctora en Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, especialista en el análisis de contenidos en los medios de comunicación de masas, y conocida por muchos de nosotros por sus reflexiones en diversos medios informativos alternativos digitales. 

Agradecer a la Sala Franchy Roca la disponibilidad de este lugar para la organización de esta actividad.

Tanto en este acto, como en el de ayer, contamos con un espacio dedicado a la Solidaridad con Cuba, tras el paso del devastador huracán Mathew, para que los asistentes puedan hacer alguna aportación económica en la campaña internacional para reconstruir las zonas afectadas en Cuba, y contribuir al enorme esfuerzo del pueblo cubano en dicha tarea.

El capitalismo está en crisis y para ello, una salida es la guerra, por lo que su agresividad cada día es mayor, en su lucha por dominar y explotar a los pueblos del mundo.

Las potencias imperialistas, en estos momentos, están en un proceso de nuevo reparto del mundo, que podemos situar comenzó con la contrarrevolución en la Unión Soviética y los países socialistas del Este de Europa, y que en estos últimos 25 años, han ocasionado diversas guerras por la conquista de “nuevos mercados”.

En este contexto y período, se han dado dos procesos a tener en cuenta por quienes nos situamos en el campo de la lucha antiimperialista e internacionalista.

Por un lado, hemos visto como la Cuba Socialista, con Fidel primero, y ahora Raúl, han logrado superar diversos obstáculos tras la desaparición del campo socialista soviético y europeo, y han mantenido las grandes conquistas de la Revolución, pese al reforzamiento del bloqueo económico-comercial en los años 90 del siglo pasado. Hemos visto como un pueblo combativo, con líderes con ideas revolucionarias, es capaz de resistir las políticas del imperialismo, por más que se le trate de aislar.

Por otro lado, hemos visto nacer y crecer la Venezuela Bolivariana, con Chávez primero, y actualmente con Maduro, que ha logrado cambios sociales importantes para las masas populares, y ha sido junto con Cuba, el motor de cambios políticos en el continente, con la organización de la CELAC, el ALBA y TELESUR.

Sin embargo, los grandes logros sociales que han ido alcanzando ambos países, son silenciados por los grandes medios de comunicación de masas dirigidos por las potencias imperialistas, que tratan de generar la inestabilidad política interna dentro de cada una de estas sociedades, para justificar una posible intervención por parte de dichas potencias imperialistas en nombre de “la defensa de la democracia y los derechos humanos”.

De Cuba y de Venezuela, solo nos dan noticias “negativas”, y nunca “positivas”.

La aparición en escena de Donald Trump abre un nuevo escenario en cuanto a las relaciones que a partir de ahora se puedan mantener entre EEUU y Cuba y Venezuela, que quizá empeoren, tras lo que se ha oído en los discursos del nuevo presidente norteamericano.

De lo que sí puede estar seguro el imperialismo yanqui, es que a Cuba  Socialista y a Venezuela Bolivariana se la defiende también a nivel mundial, y contarán siempre con nosotros y nosotras en sus causas revolucionarias de emancipación social.